Vallat

Vallat

Vallat
Descubre el encanto de un municipio de bellos parajes entre montañas y bosques.

Descubre el secreto de Vallat

Descubre el encanto de un municipio de bellos parajes entre montañas y bosques.

Se caracteriza por: Vallat de siempre ha sido un pueblo festero por excelencia donde los actos religiosos y el toro son el eje principal unido a bailes, fuegos, teatro, deportes y actividades para saberse divertir siempre con alegría y buen humor. Especialmente, las fiestas patronales tienen lugar a mediados del mes de agosto en honor a su virgen.

Cómo llegar

Vallat está a 37 km de su capital, Castelló de la Plana, y pertenece al partido judicial de Lucena del Cid. Se encuentra enlazado por buenas carreteras con sus pueblos limítrofes: al este con Fanzara, al noroeste con Argelita, al sudeste con Espadilla y al oeste con Toga. Para acceder a esta localidad desde Castelló de la Plana, hay que tomar la CV-20 y luego, la CV-194.

Vallat está situado a una altura de 276 metros sobre el nivel del mar y tiene una superficie de 5,09 km2. Se encuentra en la denominada “bolsa de Fanzara”, que según el geólogo Vilanova Piera está compuesta por capas de arcilla, marga, caliza con depósitos de yeso y bancos de arenisca, y está rodeada de estribaciones montañosas, donde destacan los montes de La Umbría, Peña Saganta, Loma Partida, Loma Herrera, El Tuco, Corral Blanco… Sus pequeñas huertas están regadas por las frías y cristalinas aguas del río Mijares, y su afluente, el río Villahermosa, se encuentra en Vallat.

Situación geográfica

El núcleo urbano se sitúa junto al cauce del río Mijares y se encuentra a una altura de 276 metros.

El río Mijares riega el término municipal y cerca se encuentra el embalse de Ribesalbes. Gran parte del término está poblado por grandes extensiones de bosque, donde las especies predominantes son los pinos y las encinas. Así, 430 hectáreas del término municipal están ocupadas por extensiones boscosas y tan solo 40, por superficies de cultivos.

Las alturas medias no son excesivamente importantes y la influencia del cercano mar Mediterráneo provocan que en Vallat se disfrute de un clima muy agradable.

Lugares de interés (del municipio y de la comarca)

Río Mijares y su afluente el río Villahermosa

El río Villahermosa desagua sobre el río Mijares. La existencia de dos cursos de agua transparente, que atraviesan todo el término municipal, sin contaminación y constantes a lo largo de todo el año, confiere a este municipio un atractivo especial, porque dota de mayor riqueza y diversidad el entorno natural. En el entorno de ambos ríos es preciso citar lugares especialmente atractivos, como el pozo de la Roca del Molino (frente al pueblo, que se utiliza como piscina natural), el pozo de Vidal y la Peña Negra. En la confluencia de los dos ríos se alza la presa de Vallat, un embalse de reducidas dimensiones, así como la central eléctrica, que aprovecha el agua del río para transformarla en energía eléctrica.

Mina de mármol

Se encuentra en la montaña denominada El Cerro. En esta montaña todavía se aprecia con exactitud la ubicación de esta mina.

Fuente de la salud

Fuente construida en 1930, durante la alcaldía de Matías Campos, con el propósito de dar un suministro constante y fiable de agua potable, tanto a la industria existente como a los propios vecinos de Vallat. Su construcción no fue fácil, debido a que no solo se trata de una mera fuente para facilitar el llenado de cántaros y botijos de la época, sino que se creó un espacio amplio, con anchas escaleras de acceso y bancos en los laterales. Además, adquiere un alto valor sentimental, ya que los vecinos colaboraron desinteresadamente en la ejecución de las obras e incluso contribuyeron a enriquecerla con donaciones, como es el caso de la esfinge de león en bronce que adorna el caño, donada por Julia, de la familia de los “Morenos”.

Castillo De Ganalur

Existen muy pocos datos referentes a este castillo. Sabemos que ya existía en los siglos xiii y xiv, porque existen documentos que así lo atestiguan. En el Llibre del Repartiment se deja clara su existencia y se indica su proximidad al castillo del Buey Negro, en Argelita. También queda constancia de la orden de destrucción del “castrum et villa de Ganalur”. Es por esta razón que hoy se encuentra arruinado totalmente e incluso es difícil encontrar su ubicación exacta. Sus ruinas se encuentran en una loma situada al oeste de Vallat, en una zona muy próxima a las demarcaciones de Argelita y Toga. El castillo debió defender el límite de la baronía de Arenós y pertenecía al almohade sayyid Abu Zayd, como la mayor parte de estos territorios. Únicamente se observan diversos restos esparcidos, que debieron de pertenecer a esta fortaleza.

Casa Abadía

Originaria del siglo xvii, es una de las construcciones más antiguas de la población. Puede que anteriormente hubiera sido una mezquita y una iglesia católica después de varios siglos.

Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista

Dedicada al patrón del municipio, san Juan Evangelista. Fue construida en el siglo xviii, es de estilo corintio y tiene una nave central con púlpito, altar mayor, capilla, sacristía y coro en la parte posterior. Se sabe que la iglesia fue construida por las gentes de Vallat. Sus campanas fueron fundidas en la plaza del Horno y su gran sonoridad es debida a las monedas de plata que echaron los vecinos en su fundición. El reloj de la iglesia fue un regalo de un alcalde que hizo la promesa de regalarlo si ganaba las elecciones.

En el entorno de ambos ríos es preciso citar lugares especialmente atractivos, como el pozo de la Roca del Molino (frente al pueblo, que se utiliza como piscina natural), el pozo de Vidal y la Peña Negra.

Dónde comer (restauración)

Nou Bar Vallat

C/ Alta, 7, bajo, 12230, Vallat (Castellón)

Lunes a domingo 9.00 h – medianoche

Teléfono: 694 455 448

Dónde dormir (alojamiento)

Casa Rural del Horno

Somos una casa rural con encanto, en Vallat, Castellón, sin pretensiones, pero donde todo está pensado para que pases una feliz estancia con tu grupo de amigos, familia y, por supuesto, con tus hijos, porque en la Casa Rural del Horno, los niños se alojan gratis y las mascotas también. La casa dispone de dos habitaciones dobles (una con cama de matrimonio y la otra con dos camas), un amplio salón comedor con chimenea, una salita con estufa de leña, cocina equipada y un patio interior con barbacoa, y está preparada para alojar cómodamente hasta ocho personas. La casa rural ha sido decorada por el propietario, Angelino, que hace unos originales cabeceros. Sin más, te invitamos a conocernos y disfrutarnos, un cordial saludo.

C/ Baja, 5, 12230, Vallat (Castellón)

Información y reservas: 617101394 – 617 10 13 94

 

El Castellet Fanzara

El Hostal Rural El Castellet es la antigua casa cuartel de Fanzara, que fue rehabilitada en el año 2005 para albergar ocho apartamentos con ocupaciones de dos, cuatro y hasta seis personas, y dos habitaciones dobles. Los apartamentos cuentan con baño privado, cocina completa con menaje y salón con televisión. Los apartamentos tienen entre dos y tres habitaciones según su tipología, y las habitaciones, un dormitorio. El personal del establecimiento es joven, dinámico, experimentado y bilingüe. Estará gustoso de hacerle su estancia lo más cómoda posible y de aclarar todas aquellas dudas que pueda tener, así como explicarle qué sitios puede visitar, tanto en Fanzara como en sus alrededores. El Hotel Rural El Castellet está situado a menos de una hora de camino en coche desde Vallat.

C/ Santo Sepulcro, 36, 12230, Fanzara (Castelló)

Teléfono: 681 01 58 14

 

Hotel Restaurante Verdià

El Hotel Restaurant Verdià está situado en la pequeña localidad de Sueras y presenta paredes de piedra y vigas de madera originales. Las habitaciones del hotel disponen de aire acondicionado y conexión wifi gratuita. Las habitaciones rústicas del Hotel Verdià cuentan con televisión y baño privado. El restaurante sirve cocina mediterránea local, compuesta por una variedad de carnes, frutas y verduras frescas. Este hotel se encuentra rodeado de bosques de encinas y pinos, y está cerca del Parque Natural de la Sierra de Espadán. Esta zona es ideal para practicar ciclismo y senderismo. Además, el hotel ofrece un servicio de alquiler de coches.

C/ Calvari, 2, 12223, Suera (Castellón)

Teléfono: 964 61 30 10

Gran Hotel Toledo

El Gran Hotel Toledo es un cómodo establecimiento que marca un nuevo concepto de hotel gastronómico, abierto a la ciudad y a todas sus tendencias. Ideal tanto para los viajes de trabajo como de ocio, frecuentes en una ciudad como Onda, que combina a la perfección modernidad e historia. En el Restaurante Toledo se elabora una cocina tradicional y creativa, que le deleitará con las mejores recetas de la cocina mediterránea. Además, durante todo el año realiza jornadas gastronómicas para el disfrute del paladar, con gran reconocimiento popular y empresarial.

C/ Argelita, 20, 12200, Onda (Castellón)

Teléfono: 964 60 09 72

Vallat

Fiestas y tradiciones

Vallat siempre ha sido un pueblo festero por excelencia. Los actos religiosos y el toro son los ejes principales, unidos a bailes, fuegos, teatro, deportes y actividades para saber divertirse siempre con alegría y buen humor.

Las primeras fiestas comienzan muy temprano, casi empezando el año, con la celebración de San Antonio, el 17 de enero. La bendición de animales, las hogueras y los bailes populares son los protagonistas.

Hacia mitad de año, el 3 de mayo, se celebra el Día de la Santa Cruz, fiesta de índole religiosa en la que se recuerda el hallazgo de la Santa Cruz. Se realizan procesiones y misas.

Y, por último, las fiestas patronales tienen lugar a mediados del mes de agosto, en honor a su virgen, es decir, en honor a la Virgen de Agosto. En ellas se suceden festejos taurinos, como las vaquillas y los toros embolados; las verbenas; las procesiones; las comidas de hermandad; etc.

Actividades / turismo (en familia, de aventura, …)

Escalada: Zona de escalda Vallat

Hay que agradecer la existencia de las zonas de escalada en este bonito paraje, con vías muy bonitas y peculiares. Paredes con cierta complejidad, con agujas, canales, desplomes y espolones, con muchísimos agujeros. Predomina la escalada atlética, vertical y continua. La roca es muy abrasiva y blanda y, en general, tiene buenas presas, pero algunos tramos son muy difíciles. Las zonas de escalada tienen orientación noroeste.

Acceso: Viniendo de Onda por la CV20 y dirección Montanejos, pasar de largo el cruce de Fanzara-Vallat y unos tres kilómetros después, en una recta prolongada, se encuentra un apartadero para acceder a la central de Vallat en el margen derecho. Aquí es donde se puede dejar el coche y, tras cruzar la carretera a pie, se sube por la pista que está cerrada con una barrera. Al final está la balsa del salto de la central, que hay que rodear por su margen izquierdo para continuar por un sendero hasta la base de la pared, que recorre todo el pie del muro hasta el sector final.

Carácter de la escalada: De roca caliza abrasiva pero un pelín más blanda que en otros muros cercanos y con muchos agujeros. La altura de las vías es de una media de 20 m y grados que van de 4+ hasta 7b; predomina el 5+/6a y hay unas 70 vías. En la mayoría de las ocasiones la calidad y la adherencia de la roca son buenas.

Orientación: Este siempre ha sido uno de sus puntos a favor. Su orientación es noroeste, por lo que la sombra acompañará hasta la hora de comer. A partir de las 15.00 h llega el sol. Se puede escalar prácticamente todo el año.

Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista.

Ayuntamiento de Vallat.

Historia y patrimonio

Los orígenes de Vallat son difíciles de determinar, ya que se carece de documentación fiable. Se empiezan a localizar datos en la dominación almohade en el siglo xiii, que dan a entender su origen musulmán y su pertenencia al Reino de Valencia, cuyo rey, el sayyid Abu Zayd, era dueño y señor de todo el reino valenciano.

Los escasos pobladores de la colonia morisca de Vallat vivían de la agricultura y de la crianza de animales caseros para su sustento en régimen de dependencia, y eran denominados “los escaricos”. Eran un grupo de personas instaladas en un territorio a cambio de una renta o parte de sus frutos al dueño, que era normalmente un hombre de letras militar o del Estado.

Aunque eran pocos, tenían su pequeña mezquita para sus rezos. Fue un gran dirigente de Vallat Abu Zayd Quaffard, ayudante del rey sayyid Abu Zayd de València. En la Reconquista del Reino de Valencia, llevada a cabo por Jaime I de Aragón, hay que distinguir dos aspectos: primero, la política del rey Jaime I; segundo, la crisis musulmana.

La política del rey Jaime I fue convocar las Cortes en Tortosa, en abril de 1225, con la intención de reclutar voluntarios entre nobles, clérigos y vasallos para conquistar las tierras valencianas. Les prometió que las tierras conquistadas serían repartidas en forma de:

  1. Realengo: el rey da tierras a los nobles por medio de las dotaciones en el año 1248, pero están sujetas al monarca para el servicio del Estado.
  2. Señorío: aquí las tierras se concedían al señor por medio de las cartas puebla, que recogían sus derechos y obligaciones de impuestos y variaban de un señor a otro, pero el campesino no era dueño de la tierra.

Tras los acuerdos de Alcañiz, en el año 1231, en los que contó con la colaboración de Don Blasco de Alagón y el maestre de la orden militar del Hospital, Jaime I conquistó Morella y Ares, Peñíscola, Castelló de la Plana… es decir, todos los pueblos de la provincia.

La crisis musulmana: En el reino moro de València, en el año 1229, hubo luchas internas por el poder y el rey sayyid Abu Zayd fue expulsado por un jefe moro llamado Ben Zayan, que ocupó su trono.

Este hecho histórico adelantó la reconquista en el Reino de Valencia, pues el rey destronado, el sayyid Abu Zayd, pidió ayuda al rey Jaime I en Calatayud para recobrar su trono, a cambio de ser vasallo suyo y entregarle todos los castillos y plazas que conquistase, para repartirlas entre sus nobles, clérigos, órdenes militares, ricos hombres, etc. Peñíscola, Culla, Jérica, Alpuente, Segorbe, etc. fueron conquistadas en forma de señorío absoluto. Hasta llegar a València, en 1238, donde fue derrotado Ben Zayan, que fue el último rey moro de València con el poder absoluto.

El nuevo rey, el sayyid Abu Zayd, fue vasallo del rey Jaime I. El rey moro conservó muchos feudos, y uno de ellos, Villahermosa del Río, se lo entregó como dote a su hija Alda Fernanda cuando se casó con un hombre rico, lugarteniente del rey Jaime I, llamado Ximén Pérez de Tarazona. Luego se cambió Tarazona por Arenós, ya que había recibido del rey Jaime I la baronía de Arenós, como premio a sus servicios.

Al recibir como dote de su esposa Villahermosa del Río, con sus pueblos y aldeas, es en la baronía de Arenós donde aparece, en los libros consultados, Vallat, en el año 1242, unido a los pueblos de Cortes, Montán, Montanejos, Cirat, Tormo, Pandiel, Villahermosa del Río, Zucaina, Castillo de Villamalefa, Ludiente, Puebla de Arenoso, Torrechiva, Espadilla y otras aldeas más pequeñas.

La baronía de Arenós se legislaba por medio de las cartas puebla, que contenían los derechos y deberes que tenían los musulmanes y los cristianos para convivir, aplicando las leyes o fueros de Aragón, que posteriormente fueron sustituidos por los Furs de València de Jaime I, cuya comisión la presidió el obispo de València Vidal de Cañellas. Como las tierras fueron repartidas por el rey a sus leales (nobles, clérigos, ricos, etc.), estos hicieron lo mismo con sus vasallos, por medio del Llibre del Repartiment, donde quedaba escrito cuál era la tierra del vasallo y los tributos que debían pagar a su señor y a la Iglesia.

Tanto las cartas puebla, como el Llibre del Repartiment son documentos de valor histórico, pero de difícil localización. El de Vallat puede que esté en los archivos de la Corona de Aragón, en los registros 5, 6 y 7.

Un dato importantísimo en la Reconquista fue el poder tan grande que ejercía la Iglesia a través de sus órdenes militares. Por esta zona la más importante fue la de Montesa, creada en el año 1317 en la Corona de Aragón, y fue Onda la plaza fuerte en su organización.

Estas órdenes militares fueron creadas para salvaguardar la fe católica y la seguridad en pueblos y caminos contra el bandidaje y, aunque al principio cumplían con su misión, con el paso del tiempo, y debido al gran poder económico que tenían en bienes y tierras, sus mandatarios cayeron en la corrupción.

Pero volvamos a la historia de Vallat dentro de la baronía de Arenós. En el año 1352 pasó como dote al ducado de Gandia al casarse Alfonso de Aragón, duque de Gandia, con Violante de Arenós, hija de Don Gonzalo Díaz de Arenós (nieto de Ximén Pérez de Arenós y Alda Fernanda) y de Doña Juana Cornel. El hijo de Alfonso de Aragón, duque de Gandia, con Violante de Arenós, llamado Alfonso, murió en 1424 sin otra sucesión que un hijo bastardo llamado Jaime, por lo que los dominios del duque, entre los que se encontraba Vallat, pasaron a la Corona de Aragón.

El hijo bastardo se reveló contra esta decisión y se enfrentó al rey de Aragón, Juan II, y se apoderó de la baronía hasta el 19 de agosto de 1464, cuando lo hicieron prisionero, con la rendición de Villahermosa. Estuvo encarcelado hasta su muerte en el castillo de Xàtiva.

Entonces los dominios de Arenós pasaron durante 10 años a depender de los jurados de Valencia, y se reintegraron después a los dominios de Aragón. Juan II de Aragón cedió los derechos de esta baronía a su hijo natural Don Alfonso, con el título de duque de Villahermosa en el año 1474, fecha en la que tomó posesión, aunque fue concedida el 17 de noviembre de 1465, según el historiador Zurita en los anales de Aragón (pág. 2, libro 19, cap. 61, folio 271).

Hoy en día ostenta el título de duque de Villahermosa, sin ningún valor especial, Don José Antonio Azlor de Aragón y Hurtado de Zaldívar, duque de Granada de Ega y de Luna, marqués de Cabrera, conde de Juara y vizconde de Zolina.

Los dominios de las tierras de los duques de Villahermosa finalizaron por varias desamortizaciones influenciadas por la Revolución francesa. Así, en la primera, en las Cortes de Cádiz de 1812, se aprobó un decreto que entró en vigor con fecha de 4 de enero de 1813, en la cual se ordenaba que todos los baldíos y realengos pasaban a ser propiedad particular y, aunque esta ley fue abolida por Fernando VII en el año 1814, fue definitivamente puesta en vigor por la desamortización de los bienes de Mendizábal en el año 1837.

Artesanía / gastronomía

La gastronomía típica de Vallat sigue las directrices de la cocina mediterránea de montaña. En este caso, platos fuertes basados en productos naturales, donde las carnes tienen especial relevancia. Así, destacamos la olla casera y la carne de caza, especialmente el jabalí, muy abundante en el término municipal.

Climatología / Meteorología / Geografía

  • Superficie del municipio de Vallat: 501 hectáreas, 5,01 km² (1,93 mi)
  • Altitud del municipio de Vallat: 272 metros de altitud
  • Coordenadas geográficas
  • Longitud: -0.336432
  • Latitud: 40° 1’ 47” Norte
  • Longitud: 0° 20’ 11” Oeste

Ecología

Vallat se encuentra rodeado de preciosos paisajes, predominando en estas especies como los pinos y las encinas, además de naranjos y otros regadíos.

ENCANTOS NATURALES

Son numerosos los encantos naturales de Vallat, principalmente relacionados con el agua. Los ríos Villahermosa y Mijares originan lugares emblemáticos. Pozos como el de la Roca del Molino, el pozo Vidal o la Peña Negra, con su mola de piedra y fuentes como la de la Salud, situada en el núcleo urbano, la de Ramírez y la de la Señora, le otorgan un paisaje de gran interés para el visitante. Además podemos disfrutar de una singular vista como es la del Salto del Agua, antigua acequia de la central eléctrica, que da lugar a un hermoso y original recuerdo fotográfico, cuando sueltan el agua de su balsa.

Entidades / teléfonos de interés

Asociación Amas De Casa Azahar.

Teléfono: 964 619 194

Asociación De Jubilados Santa Teresita De Jesús.

Teléfono: 964 619 194 

Asociación Cultural y Taurina De Vallat.

Teléfono: 964 619 194

Asociación Cultural El Carro. 

Teléfono: 964 619 194

info@vallat.es

Completa la ruta
(puntos de sellado, cómo conseguirla)

Bar de pueblo