Rutas por Fuentes de Ayódar

Fuentes de Ayódar

Villanueva de Viver La felicidad en el fondo de un Puchero

Rutas por
Fuentes de Ayódar
Cada paso, una aventura

Fuentes – La Bailía – Fuentes

Saliendo de la plaza nueva a la derecha, continuaremos por la carretera hasta que se acabe y seguiremos por la pista de tierra hasta juntarnos con el río a la altura de un canal, por debajo del cual pasaremos y que en su día constituyó la piedra angular de la explotación agrícola al margen derecho del río. Recto y hacia arriba comienza el camino a Torralba, de ese color rojizo tan característico del rodeno. A nuestra derecha veremos y, sobre todo, escucharemos el río que ahora remontamos.

En el km 2, a la derecha, un merendero nos anuncia que estamos en la fuente del Zuro. Podemos disfrutar de su agua fresca y llenar la cantimplora para continuar nuevamente por el camino de Torralba, donde nos encontraremos, al poco, con el nacimiento del río, también llamado Fuente del Río, km 2,6. Trescientos metros después sale una senda hacia la izquierda, teniendo como punto de referencia una pequeña cueva o abrigo en el río que podremos observar a la derecha del camino. La senda ya nos pone en dirección a Fuentes y en el km 3,6, cruzando un pequeño barranco, nos desviaremos a la izquierda para llegar a unos bancales que nos llevan a otra pista, km 3,9. Por ambos sentidos se llega a Fuentes, pero nuestra ruta seguirá hacia la derecha a unos pequeños vallados para caballos.

Estamos en La Bailía. Ahora toca volver. La pista se desvía hacia la izquierda, hacia donde se encuentran las vallas, para, inmediatamente antes de llegar a estas, volver a girar a la derecha, ya descendiendo hacia el pueblo. El descenso nos mostrará el pueblo desde el mejor sitio para hacer fotografías y algunos corrales semidestruidos a los que no es aconsejable acercarse mucho: hay panales de abejas. Al final de la pista encontraremos la carretera por la que regresaremos a Fuentes.

Datos rápidos

  • Circular: Sí

2 h 15 min

Baja

7,7 km

Ruta Fuentes – La Erica – Fuentes

Saliendo de la plaza nos dirigimos hacia el hotel para, nada más pasarlo, subir por la pista que, girando a la izquierda, rodea el pueblo por arriba dejándolo finalmente atrás. Pasando por el medio de algunas eras y por al lado de otras tantas, llegaremos a unos corrales de nueva construcción a rebosar de perros que ladran mucho… y que están bien cerrados.

Poco después, la pista se bifurca; cogeremos la de la derecha, que ya empieza a subir ligeramente. Pasaremos por un pequeño desvío a la izquierda que no cogeremos, lleva directamente a unos panales de abejas poco amigas de las visitas. Seguiremos unos 50 m y tomaremos una senda a la izquierda literalmente hacia arriba. Conviene, cuando paremos a tomar aire, girarse y contemplar el paisaje, es más llevadero.

La senda sube y sube hasta encontrarse con un aljibe, km 1,9 y a 695 m de altura. Rodeamos el aljibe por la izquierda y hacia abajo, también literalmente. Son estos los momentos en los que hay que extremar las precauciones; es más peligroso hacia abajo, por aquello de la inercia. Al llegar a la pista seguiremos por la derecha, al principio en llano y de nuevo hacia arriba.

La antena queda siempre a nuestra derecha, aunque en ocasiones no la vemos. En el cruce con la siguiente pista, km 3, seguiremos todo recto, ya bajando. Un kilómetro más y alcanzaremos la pista de Torrechiva asfaltada. Hacia la derecha volveremos a Fuentes.

Datos rápidos

  • Circular: Sí

1 h 30 min

Baja

5 km

Ruta Fuentes – La Tejería – Fuentes

Salimos de la plaza en dirección al hotel Viñas Viejas, subimos por la pista y giramos a la izquierda. A 500 metros salimos de la senda que cruza la pista de Torrechiva para volverla a encontrar nuevamente (900 m). Continuaremos por la pista (derecha) hasta la Tejería, hoy en día en ruinas, donde sale por la derecha la senda que ya no abandonaremos. 

A partir de aquí bordearemos montañas en las que apenas se distingue la mano del hombre, salvo quizás por el tableo de estas, siempre patentes en toda la Sierra de Espadán.

Dos cruces importantes a tener en cuenta: en el km 2,7, por la derecha, empezamos a descender; en el km 3, nuevamente por la derecha hacia abajo. Casi llegando a la carretera, pero sin pisarla, nos dirigimos hacia Fuentes, de manera paralela a la carretera, cruzando el barranco primero y por encima de Peñascasicas después. Para ello, una vez cruzado el barranco, primero tomamos la senda de la izquierda. Peñascasicas es muy fácil de reconocer, ya que está completamente enmallada para evitar desprendimientos. 

Desde arriba veremos Fuentes, sitio ideal para realizar fotografías, y bajando alcanzaremos la pista que nos devolverá al punto de partida. 

Datos rápidos

  • Circular: Sí

1 h 30 min

Baja

4,4 km

Ruta Fuentes – Zailes – Fuentes

Lo mismo que la ruta de la Erica hasta la bifurcación. En este caso seguiremos por la izquierda hasta los “corralicos”, después de los cuales abandonaremos la pista hacia abajo, por el barranco. La senda acorta la pista hacia Montán, a la que va entrando y saliendo como si de un atajo se tratatase, no lo es, primero se hizo la senda, luego la pista. Interesante es acercarse a la Fuente de la Masada, de agua exquisitamente fresca. La Masada estuvo habitada por varias familias hasta entrada la segunda mitad del siglo XX, dedicándose principalmente a la agricultura. Volveremos hasta la señal que indica la fuente y seguiremos nuestro camino, evitando por senda las curvas de la pista. Llegando a la señal que indica hacia Montán, cogeremos la senda que sale por la derecha hacia los corrales, pasando por delante de ellos, cruzando la era, retomando la senda por la derecha hasta encontrar otra que, esta vez hacia arriba, nos conducirá hasta la cima de Zailes, 827 m. de altura. Desde aquí se ven, por su cara norte, las cimas de Javalambre, junto a un parque eólico, destacando imponente, más al NE, Peñagolosa. Por la cara sur se aprecia toda la Sierra de Espadán. Mirando al sur, por la izquierda continua la senda que, al principio de pendiente suave y luego muy acentuada, nos devolverá a la pista, cerca del desvío a la Masada, para volver por los Corralicos nuevamente a Fuentes.

Datos rápidos

  • Circular: Sí

2 h 20 min

Alta

7 km

Ruta Fuentes – Torralba – Fuentes

Igual que Ruta Bailía hasta el desvío a la senda, que no cogeremos, siguiendo por la pista. Seguiremos por la pista hasta cruzar por tercera vez un barranco, casi siempre seco, y cogeremos la senda que sale por la izquierda de la pista y que remonta el barranco. A partir de aquí veremos como la senda se funde con el barranco para reaparecer unos metros más adelante en un ir y venir intermitente que nos conducirá por en medio de lo que bien pudiera ser una réplica a escala de un desfiladero tras el que aparece un pozo seco bajo una caprichosa piedra horadada a golpe de agua enfurecida. Unos metros antes sale la senda que, abandonando el barranco, nos conducirá frente a Torralba por su cara más fotogénica. ¿Un almuerzo? Dejaremos Torralba atrás, dirección Ayódar, pasando por el mirador para un poco después abandonar la carretera por la izquierda hacia arriba por una pista asfaltada que fundirá a rojo rodeno unos metros más adelante, ya de tierra, regresando a Fuentes por la parte alta del barranco anteriormente transitado, junto a aquellos riscos que ya viéramos desde abajo y que, más que un capricho, constituyen todo un desafío a la Ley de la Gravedad. Las vistas desde aquí son realmente hermosas. Llegados a la Bailía, siempre por pista, seguiremos recto en vez de volver por el mismo sitio que la ruta de la Bailía. Al final, antes de llegar a la carretera, ambas se juntan. Si todos los caminos llevan a Roma, es fácil que todas las pistas lleven a Fuentes, por lo menos aquí.

Datos rápidos

  • Circular: Sí

4 h 30 min

Baja

14,8 km